Default

Dale un toque único a tu hogar con un jardín tipo repisa

Sabemos que darle un toque verde a nuestro hogar a veces puede ser un poco difícil, más aún si contamos con dimensiones un tanto apretadas; por eso, si este es tu caso, no debes preocuparte, te daremos unas cuantas ideas y consejos para que puedas instalar un bonito jardín dentro de tu hogar, aprovechando además algunos materiales económicos y fáciles de conseguir en la ciudad.

Ahora bien, si tienes un patio trasero bastante pequeño, lo mejor será aprovechar el espacio de las paredes, con el fin de no entorpecer el poco espacio de movilidad con el que contamos, en este caso instalar unas cuantas repisas puede ser una solución ideal, puedes hacerlo de manera muy fácil, tan solo necesitas un poco de madera (puede ser reciclada), un par de herramientas y ¡listo!

Puedes jugar con la manera de posicionar tus repisas, ya sea de manera simétrica, escalonada, en zigzag o incluso puedes arriesgarte a crear uno de esos hermosos modelos de repisas con formas geométricas. Ahora solo debes seleccionar las plantas de tu preferencia, aunque para este tipo de jardines te recomendaríamos seleccionar plantas pequeñas, como los cactus y las suculentas.

Los cactus y las suculentas son plantas perfectas para mantener en pequeñas macetas, además de que combinan a la perfección con los espacios con tendencia decorativa bohemia o vintage. Si no cuentas con macetas pequeñas o quieres darle un toque más romántico a este tipo de jardín, es hora de desempolvar ese juego de tazas de té que te regalaron, ya que son macetas ideales.

Puedes jugar con distintos modelos de tazas, variar los tamaños dependiendo de las plantas que tengas y verás que conseguirás un toque único en tus repisas. También puedes crear un jardín tipo huerto, perfecto para aquellas personas que aman las plantas aromáticas y tomar té fresco, tan solo necesitarás limpiar un viejo palet y adaptar en él envases plástico para sembrar tus plantas.

Ideas

Aumenta la convivencia con un jardín en el hogar

Los jardines en el hogar otorgan ese toque que complementa la convivencia en la casa, porque pueden dar ese punto focal de decoración ligada a la naturaleza con sus colores y el movimiento del viento, pequeñas aves e insectos que suelen visitarlos y por las actividades que pueden generar.

¿Quieres tener un jardín pero no cuentas con espacio?, ¿ni la menor idea de cómo iniciar su producción? Pues lo primero es ubicar el sitio donde las plantas puedan ser sembradas y que cuente con condiciones mínimas para que las mismas sobrevivan sin mayor problema. El espacio en este caso es algo secundario, importan más aspectos como el agua y el sol.

El estilo de tu jardín lo definirá el espacio con el que cuentes, que permita que las plantas reciban los rayos del sol de forma diaria y que puedas regarlas con la frecuencia deseada sin inconvenientes mayores.

En ese sentido, el tipo de plantas a comprar está determinado al estilo de tu hogar, sí te convienen más las plantas de sol o de sombra, un punto clave en el ambiente decorativo que podrás generar con tu jardín. Otro aspecto es sí lo puedes instalar de manera directa al suelo o necesitas o prefieres disponer las plantas en macetas.

Sí seleccionas la opción de un jardín sembrado directamente en la tierra, es importante delimitarlo, para evitar que las plantas sean dañadas al paso de otras personas, para lo cual puedes construirle un cercado o hacer un camino de piedras donde puedes dejar volar tu imaginación, bien sea decorándolas o construyendo diseños motivadores para el jardín.

Sí prefieres los cercados, incluso para tu jardín pequeño puedes conseguir muchos materiales metálicos y troncos apropiados en tu ferretería y en el vivero de confianza que pueden ayudar a delimitar y a proteger las plantas.

Aprende

Crea un hermoso jardín y dale color a tu hogar

En muchas ocasiones pasa que miramos el frente de nuestra casa o nuestro patio trasero y notamos lo demacrado que se puede sentir el ambiente, aspecto que podemos mejorar de manera sencilla diseñando un hermoso jardín, aportándole color y energía a cada uno de nuestros espacios, visual que no solo disfrutaremos nosotros, sino también todos aquellos que nos visiten.

Hay que tener muchas cosas en cuenta para que nuestro proyecto de jardinería no fracase, algunas cuestiones básicas para que nuestras plantas estén a salvo y tengan un buen crecimiento. Un punto fundamental, es asegurarnos de que la tierra en la que plantaremos nuestras plantas este correctamente abonada, lo cual le brindara a estas los nutrientes necesarios para lucir sanas.

Ahora bien, teniendo este importante punto cubierto, también debes tener en cuenta las características de las plantas y flores que escojas para plantar, entendiendo por esto si son plantas de sol o de sombra, cuál es la cantidad de agua que necesitan durante la semana y la temperatura que pueden soportar, con esto podremos ubicarlas en un lugar óptimo y evitar posibles riesgos.

Para los jardines que se encuentran ubicados en el frente de las casas, siempre es ideal optar por un diseño de jardín escalonado, pudiendo jugar con distintas especies de plantas y logrando una creación única, llena de color y vida. Lo mejor es ubicar plantas de tipo perenne, plantas de altura o pequeños arbustos en la parte superior de tu diseño escalonado, según sean tus preferencias.

Por otra parte, en la sección inferior de tu jardín escalonado quedará a la perfección un collage de flores, pudiendo combinar distintos colores de un mismo tipo de flor o incluso variando entre plantas florales distintas. Por mucho tiempo, el color amarillo y el rojo han sido uno de los favoritos para este tipo de jardines, ya que son colores potentes y cargados de