Ideas

Aumenta la convivencia con un jardín en el hogar

Los jardines en el hogar otorgan ese toque que complementa la convivencia en la casa, porque pueden dar ese punto focal de decoración ligada a la naturaleza con sus colores y el movimiento del viento, pequeñas aves e insectos que suelen visitarlos y por las actividades que pueden generar.

¿Quieres tener un jardín pero no cuentas con espacio?, ¿ni la menor idea de cómo iniciar su producción? Pues lo primero es ubicar el sitio donde las plantas puedan ser sembradas y que cuente con condiciones mínimas para que las mismas sobrevivan sin mayor problema. El espacio en este caso es algo secundario, importan más aspectos como el agua y el sol.

El estilo de tu jardín lo definirá el espacio con el que cuentes, que permita que las plantas reciban los rayos del sol de forma diaria y que puedas regarlas con la frecuencia deseada sin inconvenientes mayores.

En ese sentido, el tipo de plantas a comprar está determinado al estilo de tu hogar, sí te convienen más las plantas de sol o de sombra, un punto clave en el ambiente decorativo que podrás generar con tu jardín. Otro aspecto es sí lo puedes instalar de manera directa al suelo o necesitas o prefieres disponer las plantas en macetas.

Sí seleccionas la opción de un jardín sembrado directamente en la tierra, es importante delimitarlo, para evitar que las plantas sean dañadas al paso de otras personas, para lo cual puedes construirle un cercado o hacer un camino de piedras donde puedes dejar volar tu imaginación, bien sea decorándolas o construyendo diseños motivadores para el jardín.

Sí prefieres los cercados, incluso para tu jardín pequeño puedes conseguir muchos materiales metálicos y troncos apropiados en tu ferretería y en el vivero de confianza que pueden ayudar a delimitar y a proteger las plantas.