Ideas

Ideas originales y decorativas para cultivar plantas sin macetas

Para poder disfrutar la belleza de la naturaleza, los japoneses crearon y perfeccionaron diversos estilos y métodos para su contemplación. Así surgieron los jardines japoneses mundialmente famosos y el arte de modificar el crecimiento de plantas con el estilo bonsái.

Pero ¿qué sucede cuando no se tiene el espacio para crear jardines, ni la paciencia para cultivar árboles en miniatura? Nuevamente, los japoneses demuestran su gran creatividad y nos presentan algunas ideas originales y decorativas para cultivar plantas sin macetas. Se trata del arte de kokedama, un tipo especial de bonsái que en Japón es llamado el “bonsái para pobres”.

¿Qué es este tipo de cultivo nacido en el país del sol naciente?

Kokedama literalmente se traduce como “koke = bola” y “dama = musgo”, es decir, nada más que “bolas de musgo”. Mientras el bonsái requiere tiempo y paciencia para ver resultados, los jardineros pueden admirar inmediatamente la belleza de la kokedama.

Este estilo inusual de cultivo de plantas o floricultura está ganando popularidad rápidamente en todo el mundo. Esta súbita fama puede deberse a que resulta impresionante cultivar plantas en bolas de musgo flotantes sin necesidad de macetas. La base de la planta es un terrón esférico de tierra, envuelto en musgo. Tales jardines en miniatura son una adición inusual y hermosa para incrementar la belleza interior de una casa u oficina.

Cómo hacer una kokedama con tus manos

Tradicionalmente, el sustrato de suelo utilizado en Japón contiene arcilla en la base y turba, como un retenedor de humedad. Este suelo es llamado akadama. Puedes comprar un sustrato especial para bonsái o hacer tu propia mezcla con suelo de jardín y turba.

En principio, la composición del suelo dependerá de las necesidades de tu planta elegida. Pero, lo importante es que el terrón preparado no se desintegre. La composición orgánica de una mezcla de tierra apropiadamente seleccionada proporciona productos para una larga vida de la planta.

Materiales necesarios:

  • Una planta de interior pequeña.
  • Musgo de turbera.
  • La mezcla de tierra, arcilla y turba.
  • Línea para fijar el musgo, que puede ser un alambre fino o una cuerda de yute. Debes tener presente que la elección del material de fijación afectará la apariencia final del producto.

En primer lugar, formar una bola con la mezcla de tierra y turba. Debes añadir gradualmente agua y amasar bien hasta obtener una masa húmeda y homogénea.

La planta que utilizarás debe ser de un tamaño pequeño, sana, sin daños y con raíces jóvenes activas. Retírala cuidadosamente de su maceta y limpia las raíces de la tierra. A continuación, humedecer con agua la base preparada y esparcirla cubriendo las raíces. Cubre los pedazos de musgo sin dejar huecos y asegúralos con el material seleccionado. El musgo absorberá casi de inmediato el exceso de humedad de la bola envuelta.

Otra forma de crear una kokedama es formar una bola de tierra directamente alrededor de las raíces de la planta. Las raíces de la planta se envuelven completamente con la bola de tierra o la llenan, formando una estructura densa. Gracias a su tamaño en miniatura, la composición vegetal conservará por mucho tiempo su forma y belleza.

Cuidado general

Al crear una kokedama no hay restricciones especiales en la elección de las plantas. Pero para aquellos que están comenzando a crear, es conveniente elegir plantas pequeñas y con raíces resistentes. Cada maestro realiza una composición basada en sus preferencias de color, forma y principio de crecimiento.

El cuidado adecuado influirá bastante en la duración de estas hermosas bolas de musgo. Al igual que todas las plantas, necesitan la luz del sol, el calor y la humedad. La eliminación de los brotes y hojas muertas, así como los brotes de poda, estimulan el crecimiento y proporcionan atractivo a la planta. Unas pocas horas al aire libre durante el calor le darán a tu mini jardín fuerza para su desarrollo armonioso.

Riego

Para tratar el riego debes hacerlo con mucho cuidado, no debe ser tan frecuente como en las plantas de maceta. El tiempo de riego puede determinarse fácilmente por el peso de la bola de la tierra. Si tiene buen peso indica una buena hidratación, pero a medida que se seca, la bola se vuelve más ligera. La kokedama se sumerge en un recipiente profundo con agua suave o destilada durante 10-15 minutos. Así, la humedad se impregna uniformemente en toda la superficie de la bola, y luego se exprime un poco.

Este procedimiento se lleva a cabo con unos días de frecuencia. La frecuencia de riego depende de las necesidades individuales de la planta, así como de la estación, la temperatura y la humedad en la habitación.

6 thoughts on “Ideas originales y decorativas para cultivar plantas sin macetas”

  1. Enhorabuena por todo el tiempo que llevas subiendo cosas porque significa que realmente te gusta y además se te da bien por lo que he visto en tu blog, aquí tienes un nuevo seguidor

Comments are closed.