Aprende

El limonero: Es o no es cuatro estaciones

El motivo por el cual muchas personas prefieren cultivar el limonero cuatro estaciones es porque puede florecer todas las lunas. Esto quiere decir que tienen la posibilidad de cosechar limones en casa, cada mes del año. Es sorprendente la cantidad de flores y frutas que una planta bien cultivada puede producir a lo largo del año. Entonces surge la pregunta: ¿Cómo reconocer si el limonero es o no es cuatro estaciones?

También conocido como limonero lunario, lunero o lunar, esta especie de limón posee algunos rasgos que lo diferencian del resto. En este artículo aprenderemos a diferenciar estas características, además de conocer un poco más acerca de su cultivo. El lunario mostrará todo su esplendor incluso en invierno, cuando el resto del jardín se encuentra vacío. A continuación, te invito a leer más sobre esta magnífica especie de limón.

Cómo reconocer el limón cuatro estaciones

La planta de limón lunario es un árbol de hoja perenne nativo de la India e Indochina. Es llamado lunero porque florece con la luna nueva, por lo tanto, florece y genera frutos a lo largo del año. Esta variedad de limón difiere de las otras, tanto por el color de las flores, como por los brotes jóvenes. Estos brotes son de un color verde claro, similar al de la naranja y carecen de la característica coloración púrpura.

Los limoneros cuatro estaciones tienen hojas elípticas con un ápice puntiagudo y de una tonalidad de verde intenso. Sus flores en el exterior son de color púrpura que cuando se abren cambian a un color blanco intenso o ligeramente pálido.

Dependiendo de la época de fructificación, la misma planta puede producir frutos de diferentes tamaños. Estos frutos también se pueden cosechar cuando todavía están verdes, ya que seguirán madurando fuera del árbol. La cosecha de frutos verdes o más tiernos se realiza como prevención en caso que se necesite fumigar la planta.

Es una planta muy frondosa que la mayoría de veces no presenta espina, y por lo general es bastante productiva. Sus frutos maduros son de gran tamaño, con una forma alargada, con el cuello pronunciado en la zona del pedúnculo. El epicarpio es delgado y de un amarillo pálido, su pulpa es jugosa, baja en acidez y con pocas semillas. Debido a su sabor, son bastante utilizados para la preparación de múltiples recetas como, por ejemplo, helados, jugos y licores.

Una planta productora y decorativa

El limón lunario también es muy buscado como una planta ornamental. Sobre todo, porque es capaz de mostrar, casi cada mes, flores en abundancia, incluso durante el invierno. De hecho, si bien cultivado y mantenido alejado del frío, llama la atención por sus hermosas flores blancas y el aroma intenso de sus limones.

El aspecto decorativo de este limón proviene de los tonos blancos de las flores y el amarillo de los frutos. Por lo tanto, es una planta ideal para embellecer el jardín o el balcón durante todo el año. Aunque puede ser florecer en el invierno, el limonero lunario es bastante sensible a los cambios bruscos de temperatura. Entonces, se recomienda elegir un lugar donde pueda gozar de un microclima lo suficientemente amigable para la planta.

¿Cómo cultivar el limonero cuatro estaciones?

Aunque, como su mismo nombre indica, este limonero puede producir durante todo el año, es bueno crearle un ambiente óptimo. Las condiciones ideales para tener una buena planta de limón lunario son las siguientes:

  • Suelo suelto, profundo y bien drenado.
  • Temperaturas altas de verano.
  • Invierno suave.
  • Una exposición prolongada al sol con variaciones térmicas graduales.

De hecho, el limón es bastante sensible a los bruscos cambios de temperatura. Este tipo de cambios bloquean su metabolismo poniendo en riesgo la floración en curso y, en consecuencia, los frutos. Incluso, dependiendo de diversos factores, podrían provocar la decadencia de la planta.

El exceso de agua puede dañar al limonero lunario, pero al mismo tiempo no soporta períodos prolongados de sequía. El suelo debe estar húmedo, pero nunca empapado. La presencia excesiva de agua puede causar serios daños, tanto en el tallo, como a nivel de las raíces. La putrefacción, si no se logra controlar a tiempo, puede causar la muerte rápida de la planta.

Por esta razón, es necesario mantener un riego constante pero equilibrado, especialmente en la primavera y verano. El riego debe ser frecuente (cada 10 a 20 días) pero valorado según las condiciones ambientales.

 

4 thoughts on “El limonero: Es o no es cuatro estaciones”

Comments are closed.